BASF Agricultural Solutions España

Agricultura

Contacto

La Mosca del Olivo y el tratamiento a parcheo

La mosca del olivo (Bactrocera oleae) es considerada una de las principales plagas del olivar.

Su incidencia es elevada, aunque con frecuencia irregular según las zonas, y puede provocar daños de diferente tipo:

  • Disminución de la producción de aceituna a causa de la caída del fruto.
  • Disminución de la calidad del aceite y depreciación de la aceituna de mesa ya que en las galerías causadas por las larvas de la mosca del olivo se instalan hongos, que en condiciones óptimas de humedad y temperatura, producen podredumbres alterando el índice de acidez y la calidad organoléptica.

  • Tratamientos por parcheo (tratamiento cebo): es un método de control de adultos (para evitar que la aceituna sea picada) y consiste en pulverizar aproximadamente el 25% de la explotación con una solución compuesta por un cebo atrayente (proteína hidrolizada, que funciona como atrayente alimenticio) junto a un insecticida autorizado. Para ello se trata 1-2 metros cuadrados de la copa de cada olivo orientada al sur.
  • Tratamientos en pulverización total (tratamiento larvicida) a la copa del olivo, utilizando un insecticida autorizado. Se realizará en caso que los frutos picados por mosca superen el 7%.

En los tratamientos por parcheo la aplicación no se hace en todo el arbolado, sino a una parte por lo que el impacto ambiental es hasta un 25% menor que en los tratamientos en pulverización total.

No es de extrañar pues que en este sentido, en la guía de gestión integrada de plagas para olivar publicada por el ministerio se especifica que se tienen que escoger tratamientos de cebo antes que los tratamientos larvicidas siempre y cuanto no se ponga en compromiso la eficacia de las aplicaciones y siempre teniendo en cuenta si las aplicaciones autorizadas son a cebo o totales y siguiendo las indicaciones de cada fabricante.

A pesar de esta recomendación, los agricultores parecen ser reticentes a usar esta técnica. Por ello en este artículo queremos remarcar todas las ventajas y beneficios de esta práctica y queremos explicar a modo de ejemplo como hacer un parcheo sin que suponga ningún esfuerzo económico extra para el agricultor.

La mosca del olivo es una de las plagas que más ha suscitado una búsqueda de criterios mínimos para abordarla desde la Gestión Integrada de Plagas. En la guía del cultivo, cuando se elaboraron los procedimientos correspondientes contra este tephrítido, se ha llegado a consensos de mínimos, para que en comunidades en las que se trabajaba con distintos protocolos de eficacia contrastada, no hubiera que desecharlos.

¿Cómo beneficia hacer un tratamiento de parcheo? ¿Por qué debo hacerlo?

RazonesVentajas
Menor a.i./ha, optimización de una aplicaciónMenor impacto ambiental
Menor superficie foliar tratadaMenos residuos en fruta
Menor consumo de aguaAhorro de recursos y tiempo
Menos tiempo para tratar una haAhorro de tiempo
La aplicación con proteína alimenticia atrae al adultoMayor eficacia
Menor exposición al operadorMayor seguridad
Tratamiento compatible con captura masivaGestión simplificada del cultivo

¿Cómo puedo hacer el parcheo? Ejemplo práctico

Los tratamientos en cebo pueden ser:

  • Mediante parcheos, aplicando caldo en un metro cuadrado de cada árbol.
  • Por bandas, aplicando el caldo en bandas que alternan con otras sin caldo.
  • Mediante árboles cebo, cubriendo completamente un árbol con el caldo, que se encuentra de otros sin tratar.

Fases de aplicación por parcheo

  • 1. Preparar el caldo: mezclar el agua con el insecticida autorizado y con la proteína hidrolizada siguiendo las instrucciones de dosis del fabricante.

  • 2. Según el marco de plantación de la finca, calcular el reparto de L de caldo por/a y el número de árboles a tratar así como el sistema. En el caso de olivares intensivos o super intensivos recomendamos tratar a bandas dejando una fila tratada y dos sin tratar por ejemplo. En el caso del olivar tradicional recomendamos tratar una parte de todos los árboles.

  • 3. Escoger la mejor boquilla teniendo en cuenta el marco de plantación, la velocidad del tractor y los litros a aplicar por ha. En el ejemplo proponemos una ha con una plantación tradicional de 100 árboles por ha. Si consideramos que el tractor va a 4km/ha vamos a tardar 20 min/ha. Si tengo que aplicar 30L en este tiempo la boquilla que más se ajusta a mis necesidades es una boquilla que saque un caudal de 1l/min y en este paso es la amarilla de 9 bares. En este mismo caso dejaríamos el resto de boquillas cerradas y solo abriríamos una boquilla. Se puede hacer el mismo ejercicio abriendo dos boquillas que tiren la mitad de caudal.

Anna Pedró

Anna Pedró

Delegada comercial Lérida, Gerona & Frutales Huesca

Fastac® Fly

Fastac® Fly

Insecticida con alta persistencia para el control de la mosca del olivo

Ver más
Arriba