BASF Agricultural Solutions España

Agricultura

Contacto

Phoma en colza: Un problema cada vez más común

En los últimos años, en España se ha detectado un incremento de la incidencia de Phoma. Y si bien antes era en Andalucía donde encontrábamos más campos afectados, esta enfermedad se está extendiendo también por el norte del país. Podemos afirmar que en estos momentos se trata de la enfermedad fúngica más grave en la colza, habiéndose reportado, en algunos casos, pérdidas de hasta el 40% de la cosecha.

¿Qué es Phoma?

Phoma es una enfermedad fúngica provocada por el hongo ascomiceto Leptosphaeria maculans (Phoma lingam).

Este hongo patógeno se mantiene en los rastrojos de la colza o del cultivo anterior en forma de esporas que quedan en fase latente y que pueden sobrevivir más de un año. Estas esporas son capaces de iniciar la infección al entrar en contacto con un cotiledón o una hoja.

¿Cómo se infectan las plantas?

Estas esporas, latentes en los rastrojos, se dispersan por el aire y son las principales responsables de las primeras infecciones en la temporada.

A partir de la primera lesión en cotiledones o hojas, el hongo se desarrolla internamente sin producir muerte del tejido (fase biotrófica). Posteriormente baja hasta el cuello de las plantas, donde sí mata las células (fase necrofítica), produciendo el debilitamiento del tallo con el consecuente vuelco de la planta.

Las infecciones sucesivas en otras plantas y hojas son producidas por las salpicaduras de las gotas de lluvia sobre los picnidios formados durante la primera infección, liberando y diseminando más esporas (conidias).

La enfermedad puede transmitirse también por semilla infectada, sobre todo si ésta se ha producido en países de climatología más húmeda y lluviosa; menos probable para semilla producida en nuestro país.

¿Qué síntomas y lesiones provoca Phoma en la colza?

Las primeras infecciones, que pueden darse en cualquier momento del cultivo en función de las condiciones de cada campaña, se dan en hoja o cotiledón, donde aparecen unas manchas grisáceas con puntitos negros (picnidios), responsables de la diseminación de más esporas. Para el cultivo, estas lesiones, si bien son evidentes, no son graves/perjudiciales; nos avisan de lo que puede venir.

Si la enfermedad sigue desarrollándose en nuestra planta, tendremos podredumbre en la base del tallo, debilitándolo y provocando el vuelco de esa rama/tallo/planta entera. Si además se dan condiciones favorables para el buen desarrollo del cultivo (tallos altos y frondosos) junto con una alta densidad de planta, el peso de una rama o tallo con vainas formadas puede empujar a las plantas vecinas (sanas) a volcar también (efecto dominó), con el consecuente grave impacto en cosecha.

¿Se puede prevenir la enfermedad de Phoma?

Esta grave enfermedad se puede prevenir de varias formas:

  • Utilizando variedades poco sensibles a esta enfermedad: en esta línea trabajan la mayoría de empresas obtentoras de variedades/híbridos de colza
  • Sembrando en el momento óptimo y sin sobrepasar la dosis de siembra recomendada: a mayor densidad de planta, más competencia por el espacio, más rápido crecen los tallos, aunque más finos (débiles). La colza es un cultivo con una gran capacidad de ramificación, capaz de compensar los espacios vacíos que pueden quedar por una pobre implantación o por una densidad de siembra más ajustada
  • No abusando de los abonos: un desarrollo excesivo de la planta (parte vegetativa) la hace más susceptible a enfermedades, con tallos más finos, con más tendencia al vuelco.

Gisela Peñas

Gisela Peñas

Responsable Cultivos de Arroz, Girasol y Colza

Caramba® EC

Caramba® EC

Fungicida sistémico de amplio aspectro

Ver más
Arriba