BASF Agricultural Solutions España

Agricultura

Contacto

Principales enfermedades del trigo y la cebada

Alfredo Alameda, Technical Crop Manager de Cultivos Extensivos, nos cuenta un poco sobre cuáles son las principales amenazas para tus cultivos de cereal.

Existen múltiples enfermedades que atacan al cereal. Para conocerlas podemos agruparlas de diferentes formas, como por ejemplo según la procedencia de la infestación.

Encontramos 3 diferentes orígenes de las enfermedades:

  • El origen de la enfermedad procede de la semilla infectada en la campaña anterior.

  • La contaminación de la planta procede de suelos infestados (mayormente por restos de cultivos anteriores).

  • O enfermedades que atacan la parte aérea del cereal por inóculos trasportados por el viento u otros fenómenos atmosféricos

En este artículo, vamos a profundizar en las enfermedades que atacan las partes aéreas. Para estas enfermedades debemos estar pendientes de los primeros síntomas y atajarlas lo antes posible pues este grupo de enfermedades es de tipo policíclico y tras una infección primaria, se producen nuevos inóculos que a su vez atacan zonas sanas de la misma planta o plantas vecinas. Pueden cerrar 2 o más ciclos durante una misma campaña si las condiciones ambientales son favorables restando productividad con cada ciclo.

Principales enfermedades foliares del trigo:

  • Septoriosis: Septoria tritici, Stagonospora nodorum (o Phaeosphaeria nodorum)

  • Roya: Roya parda (Puccinia triticina), Roya amarilla (Pucinia striiformis)

  • Mancha amarilla del trigo: Pyrenophora tritici-repentis

  • Oídio: Blumeria graminis

De las enfermedades del trigo destacamos las septoriosis, las royas y la mancha amarilla.

Principales enfermedades foliares de la cebada:

  • Helmintosporiosis: Helmintosporium teres

  • Rincosporiosis: Rhynchosporium secalis

  • Roya: Puccinia hordei

  • Oídio: Blumeria graminis

  • Ramularia: Ramullaria collo-cygni

Septoria tritici, produce la enfermedad conocida como septoriosis. Las ascosporas transportadas por el viento colonizan al joven trigo durante diciembre o los meses de invierno. Necesita temperatura comprendida entre los 15 y 20 ºC, pudiendo también infectar a temperaturas inferiores. Es necesaria la presencia de agua y los primeros síntomas aparecen a los 7 – 15 días de la infección. Las salpicaduras de las gotas de lluvia ayudan a difundir la enfermedad a las hojas más altas del trigo. El síntoma identificativo de esta enfermedad de la hoja son los picnidios (puntos negros) en manchas necrosadas de color marrón claro.

Septoriosis de las glumas producida por Stagonospora nodorum se trasmite por semilla infectada o trasportada por el viento o por las salpicaduras de la lluvia. La mancha es similar a la producida por las septoria tritici y si bien también produce picnidios, éstos son de color marrón claro muy difícil de distinguir incluso con el uso de cuentahílos. También puede infectar a las espigas que acaban por mostrar manchas de color marrón oscuro semejantes a quemaduras.

La roya amarilla ha tomado mayor protagonismo durante los últimos años con la aparición de la nueva raza conocida como Warrior/Ambition ya que fue descrita por primera vez sobre estas variedades de cereal siendo mucho más virulenta que las razas anteriores. Presenta pústulas de color amarillo anaranjado en lesiones en lineales paralelas en las hojas desarrolladas y pudiendo atacar a la espiga formando una masa de esporas amarillas entre el grano y las glumas.

La roya parda inicia sus infecciones a temperaturas más altas (15-22ºC) presentando manchas de color naranja o marrón de forma aleatoria a diferencia de las manchas estriadas de la roya amarilla. Esta enfermedad se presenta normalmente en las zonas más cálidas.

La mancha amarilla del trigo es producida por el hongo Pyrenophora tritici-repentis (o Drechslera tritici-repentis) que también puede ser trasmitida por la semilla presentando manchas ovaladas de color canela que a veces se oscurece en el centro. Necesita temperaturas de 15 a 25ªC y presencia de agua en la hoja de al menos 24 horas.

Por último, la rincosporiosis, Rhynchosporium secalis. Aunque podemos considerarla menos frecuente que la helmistosporiosis, no es menos peligrosa y suele atacar en estados de desarrollo más avanzado de la cebada. Produce lesiones en la hoja y espigas en forma de escaldadura (de ahí su nombre) de forma ovalada con su borde más oscuro y el centro más claro.

Hemos visto que hay muchas enfermedades que pueden atacar los cereales, en sus diferentes estados de desarrollo y según diferentes condiciones climáticas. Es importante pues, vigilar los cultivos y hacer los tratamientos adecuados para sacar el máximo rendimiento y calidad de la cosecha.

Systiva®

Systiva®

El único fungicida de tratamiento de semilla para el control de las enfermedades foliares en los cereales

Ver más
Caramba® EC

Caramba® EC

Fungicida para la prevención de las principales enfermedades de cebada y trigo

Ver más
Lovit® Comet

Lovit® Comet

Fungicida sistémico para las principales enfermedades de los cereales

Ver más
Alfredo Alameda

Alfredo Alameda

Responsable Técnico Cultivos de Cereal, Cultivo Extensivo y Arroz

Priaxor® EC

Priaxor® EC

Fungicida sistémico para el control de las principales enfermedades foliares de cebada y trigo

Ver más
Arriba