BASF Agricultural Solutions España
Agricultura

Descubre el momento más sensible del almendro y cómo protegerlo de las enfermedades más importantes

Autora: Ana Díaz

Es uno de los momentos más bonitos para el campo. ¡Ver los almendros en flor es todo un espectáculo!

Flores en tonalidades rosas y blancas son las que más destacan en un campo de almendros. Y, aunque este 2020 se ha adelantado un poco con respecto al año anterior, probablemente por las temperaturas suaves de un invierno con pocas heladas que han hecho que la parada invernal haya sido más corta, nadie duda que uno de los momentos más bonitos en campo es ver los almendros y otros árboles frutales en flor.

Además de eso, también añadir, que muchos almendros de floración extra-tardía se helaron el año pasado, y este año vienen con mucha fuerza en las yemas, siendo un punto a favor de este paisaje de la floración.

Es uno de los momentos más bonitos pero también un momento clave donde comienza la lucha contra las enfermedades fúngicas más importantes como la Monilia, pues es en la floración cuando, si estamos ante unas condiciones de humedad ambiental elevada y temperaturas suaves, va a incidir esta enfermedad. También hay distinto grado de susceptibilidad varietal, siendo ‘Marcona’, ‘Guara’, ‘Supernova’ y ‘Tuono’ algunas de las variedades más sensibles.

Es por eso que los momentos clave para los tratamientos en los almendros serán, dependiendo de las zonas y las enfermedades más habituales o que se reconocen, con el tiempo, como zonas endémicas de una enfermedad. Por eso, es importante conocer nuestra zona a la hora de plantar almendros. Y, como siempre aconsejo, dejarse asesorar por técnicos competentes en la materia que conocen el cultivo, sus momentos más críticos por variedades y la zona.

“Los momentos más sensibles para el almendro serán, floración y caída de pétalos”.

Según las enfermedades más importantes reconocidas para el almendro, el momento más sensible comienza en la floración. Es en este momento, cuando, si se tienen esas condiciones que se han mencionado antes, humedad alta y temperaturas suaves, se recomienda hacer un primer tratamiento fúngico.

En este momento estaremos previniendo de enfermedades como la Monilia y el cribado. Pero si estamos ante periodos frescos y húmedos va a favorecer el desarrollo de la abolladura o lepra, que dependiendo de zonas y años más frescos en el momento de la floración, se puede desarrollar más esta enfermedad.

“En el momento de plena floración se recomienda dejar descansar el árbol, no podar aunque sí se puede deschuponar y, por supuesto, no labrar, de lo contrario tendremos gran cantidad de aborto floral”.

Por tanto, realizar un tratamiento en floración (se recomienda hasta en un 20-30% de flor abierta si se dan estas condiciones) con productos como Signum® , el cual se puede repetir a los 15 días si las condiciones de humedad y temperaturas suaves persisten. Ya que avanzaremos hasta la fase de caída de pétalos… otra de las fases más sensibles del almendro.

Caída de pétalos, el segundo momento más sensible para el almendro

Como hemos mencionado antes, tras la caída de pétalos, el almendro es nuevamente sensible a coger enfermedades como la monilia.

Será entre caída de pétalos y cuajado del fruto cuando hay que estar más atento para el tratamiento de la mancha ocre. En algunas variedades muy sensibles, como ‘Guara’, ‘Supernova’ y ‘Tuono’, puede llegar a producir una fuerte defoliación y debilitamiento del árbol.

Di adiós a los pulgones a tiempo.

Será en este momento cuando, si estamos ante temperaturas suaves, desde marzo hasta mayo aproximadamente cuando el pulgón comience a aparecer, con los primeros brotes de la hoja. El momento adecuado para aplicar el tratamiento contra este insecto es cuando existe un cierto número de brotes afectados. Se estima que en el almendro un 5% de brotes afectados es el momento donde es efectivo aplicar el tratamiento para erradicar esta plaga.

No olvides que siempre es importante observar, en estos periodos críticos las previsiones del tiempo para prevenir de posibles heladas y por supuesto con las lluvias para tener una campaña libre de las temidas enfermedades fúngicas e insectos. La observación es lo más importante. Y también, tener un técnico de confianza cerca para posibles consultas, ¡que para eso estamos!

¡Y dicho esto, feliz campaña!

Signum®

Signum®

Fungicida específico para el control de botritis y esclerotina.

Ver más
Autora: Ana Díaz

Autora: Ana Díaz

Emprendedora del mundo rural. Graduada en Administración y Dirección de Empresas Gerente de Sercopag, asesoría agrícola especializada en cultivo de leñosos.

Twitter
Arriba