BASF Agricultural Solutions España
Agricultura

Oídio de la vid [Erysiphe necator]

Descripción

Es un hongo ascomiceto superficial que puede afectar a las hojas, brotes, sarmientos y frutos de la vid.

Síntomas y daños

En las hojas: tanto en el haz como en el envés se observa un polvillo blanco limitado o que ocupa toda la superficie de la hoja bajo el cual se aprecian puntitos necrosados; posteriormente las hojas se abarquillan.

En brotes y sarmientos: aparecen manchas difusas de color verde oscuro que viran a achocolatado al avanzar la vegetación y negruzcos al endurecerse el brote.

En racimos: al inicio los granitos adquieren un tinte plomizo, recubriéndose al poco tiempo del polvillo que si se limpia deja ver puntitos pardos debajo. Los ataques fuertes ocasionan la detención del crecimiento y el agrietado de los granos, favoreciendo la penetración de Botrytis cinérea.

Ciclo biológico

Inverna como micelio en el interior de las yemas o como peritecas. El micelio se reactiva o las ascosporas de las peritecas germinan cuando brota la planta. El nuevo micelio que crece en la superficie de la planta extrae el alimento de las células epidérmicas por medio de haustorios. Cuando alcanza su madurez forma conidios que son transportados por el viento a cualquier órgano verde (infección primaria). Estos germinan y se desarrolla un nuevo micelio que produce de nuevo conidios que ocasionan las infecciones secundarias. Cuando llega el invierno, el desarrollo del hongo se detiene y puede permanecer como micelio en el interior de las yemas (fase asexuada) o como peritecas con ascosporas en los sarmientos (fase sexuada).

Medidas de prevención y/o culturales

Utilizar variedades menos sensibles. Uso de azufre en espolvoreo.

Arriba