BASF Agricultural Solutions España
Agricultura

El olivar en España: Tradicional, intensivo y superintensivo

Autores: Twins' Farm (Joaquín y Herminio Tribaldos Campos)

Uno de los cultivos de moda en los últimos años es el olivo . Es cierto que, desde hace muchos años, en varias zonas de España (especialmente Andalucía) el olivar es el cultivo principal, pero actualmente se está extendiendo este cultivo a otras comunidades, colindantes como pueden ser Castilla-La Mancha, Extremadura o incluso a otras zonas como Cataluña y Comunidad Valenciana, donde el olivar va tomando cada vez más fuerza con sus diferentes modalidades de plantación (tradicional, intensivo y superintensivo) y en terrenos con riego o de secano.

España se sitúa en el ranking mundial como primer país en superficie de olivar y producción de aceite de oliva.

La producción española representa aproximadamente el 60% de la producción de la UE y el 45% a nivel mundial.

La superficie dedicada a este cultivo cuenta con unos 2.5 millones de hectáreas. De esas hectáreas el 28% se cultiva en regadío. La media de producción está en torno a 1,5 millones de toneladas (en los últimos años, la producción media ha crecido considerablemente por el gran incremento de plantaciones con olivar superintensivo). También es importante destacar que este cultivo se caracteriza por su marcado carácter vecero que supone la alternancia de producciones altas y bajas, en unas y otras cosechas, aunque es cierto que, actualmente, con los productos fitosanitarios y abonos modernos, se consigue amortiguar la baja producción en los años que toca obteniendo producciones muy constantes.

En nuestro caso en particular, hemos optado por ampliar nuestra explotación agrícola con nuevas plantaciones de olivar intensivo de secano, ya que actualmente, los rendimientos del cereal en secano son bastante preocupantes. Esto nos ha motivado a invertir en otro cultivo que tenga gran tradición en España y sobre todo que tiene una buena proyección de futuro… sin duda alguna los cultivos leñosos tienen un futuro mucho más asegurado que los cereales de secano.

Tipos de cultivo del olivo

El olivar tiene diferentes técnicas de plantación que veremos a continuación y que será el factor principal que diferencie a una plantación de otra.

Olivar tradicional

Es el olivo en su estado más antiguo o casi podríamos decir en su estado silvestre, que puede variar según su adaptación al clima, al terreno y a los cuidados que se le aporten de poda, riego etc. La producción a veces es limitada ya que el número de olivos por hectárea suele ser bastante bajo (en torno a 100 olivos) y los beneficios no se corresponden con el trabajo, ya que casi todas las tareas suelen ser manuales y por tanto requieren de mucha mano de obra que por lo general suele ser cara. La recolección suele ser manual o utilizando unos pequeños tiradores de aceituna portados manualmente. Este tipo de cultivo es el habitual en España, Italia y Portugal, aunque en la actualidad se tiende, en las plantaciones nuevas, a uno de los dos siguientes tipos de plantaciones de olivar.

En nuestra zona (Cuenca) se pueden ver muchos olivares de este tipo, muchos de ellos centenarios, que se plantaron sobre todo en las zonas donde el terreno no era propicio para el cereal y por tanto era una forma de aprovechar las malas tierras. El objetivo era tener una producción que te permitía tener aceite para el consumo casero para toda la familia. En definitiva, un cultivo muy residual con un objetivo básico sin muchas expectativas de ganar dinero.

Olivar intensivo

La búsqueda de más calidad y rentabilidad y la disminución de mano de obra en las diferentes tareas han llevado a plantearse otro tipo de olivares diferentes del tradicional. De ahí que prácticamente el 100% de las nuevas plantaciones descarten el olivar tradicional pasando a este tipo de olivar intensivo o el superintensivo que veremos a continuación.

Cada vez son más los agricultores que se plantean llevar a cabo una renovación de las plantaciones tradicionales de olivar, lo que supone un aspecto determinante para la rentabilidad de las plantaciones. De forma general, si las plantaciones de olivar intensivo se llevan a cabo sobre tierra fértil y adecuada para este tipo de cultivo, la producción en secano puede alcanzar los 5.000 kilos/ha de media cada año en secano y los 10.000 kg en riego. Uno de los factores principales deterministas a la hora de embarcarse en una plantación de olivar intensivo es el marco de plantación a utilizar, que determinará la cantidad de olivos por hectárea que tendrá tu parcela. Los marcos de plantación más comunes son 7×7 metros (para nosotros este sería el ideal), 8×4 metros y 7×5 metros, teniendo una densidad de olivos por hectárea de 200 y 500.

Las variedades más comunes para esta modalidad de plantación son Arbequina , Hojiblanco , Picual (nuestra variedad favorita) y Manzanillo cacereño. El coste inicial de la plantación también es variable, pero puede estar entorno a unos 1.500 €/ha (el coste de plantación por olivo suele ser de unos 3,5€/olivo). Este tipo de olivar estará en pleno rendimiento en unos 7 años, aunque si se cuida bien se puede tener cosecha a partir del quinto año. Si en el olivar tradicional comentábamos que casi todas las tareas son manuales, en este tipo de olivar ya casi todo está mecanizado y por tanto la mano de obra se reduce. La recolección se realiza mediante máquinas vibradoras y en algunos casos también se puede utilizar las máquinas de vendimiar adaptadas para olivar, máquinas que se utilizan habitualmente en los olivares superintensivos.

Olivar superintensivo

Una de las grandes diferencias con respecto a la modalidad de olivar intensivo es que el árbol ya que ahora es en forma de seto. Las plantaciones de olivar en seto han tenido en los últimos años un auge sin precedentes ya que hay un alto grado de mecanización del cultivo con una rápida entrada en producción. Los marcos de plantación del olivar superintensivo han ido evolucionando hacia densidades cada vez más altas, desde los iniciales 1.500-2.000 olivos/ha hasta los 2.500 e incluso 3.000 árboles por hectárea, debido fundamentalmente a la proliferación de nuevas variedades cada vez menos vigorosas, tales como Arbequina, Arbosana, Lecciana, Koroneiki, Oliana y Sikitita. Actualmente, los marcos que más se están utilizando son 3, 25×1,20 metros, 3,5×1,35 metros y 4×1,5 metros (este es el marco de plantación ideal para nuestra zona).

Otro factor clave del éxito de las plantaciones de olivar superintensivo es la total mecanización del cultivo, gracias a la reciente introducción de sistemas de poda mecanizada y recolección mediante máquinas vendimiadoras adaptadas a olivar, que reducen considerablemente los costes de explotación del cultivo, así como su dependencia de mano de obra, logrando convertir a este tipo de plantaciones casi en un cultivo totalmente mecanizado.

Otro factor importante en el olivar superintensivo podría ser las condiciones hídricas de la parcela. Si es de secano, la producción se reduce considerablemente, siendo esta en torno a 6.000kg/ha, que también es un dato muy considerable. Pero si nos vamos a una parcela de riego, esta producción puede superar los 12.000 kg/ha. Además, la producción plena se consigue en tan solo 5 años, pero habrá que tener en cuenta que en 20 años, si no se ha hecho una buena gestión en la poda y un control del vigor de los árboles correcto, la vida de estas plantaciones puede llegar a su fin.

Pero no todo son ventajas en este tipo de cultivo ya que con la inversión inicial a realizar en la plantación (en torno a 6.000€/ha) se puede ver que esta inversión es alta y por tanto hay que tener una contabilidad clara para no tener sorpresas. El riego (siempre por goteo) es otro tema a controlar desde el comienzo ya que en grandes extensiones de olivar superintensivo la cantidad de agua a utilizar es muy significativa y por tanto se necesita de unos buenos recursos hídricos en la zona. Otra de las cosas a tener en cuenta es la gran cantidad de enfermedades que puede tener el olivar superintensivo (provocado en gran parte por la falta de aire entre árboles e iluminación) y que veremos en el próximo artículo.

Autores: Twins' Farm

Autores: Twins' Farm

Twins' Farm: Joaquín Tribaldos Campos y Herminio Tribaldos Campos, dos ingenieros informáticos manchegos apasionados de la agricultura.

Gazel®

Gazel®

Insecticida sistémico para una gran variedad de cultivos

Cabrio® WG

Cabrio® WG

Fungicida para olivar de mesa, caqui y peral

Arriba