BASF Agricultural Solutions España
Agricultura

La bioeconomía y su influencia en agricultura

La bioeconomía, un concepto clave para la sociedad actual y futura.

En las próximas décadas se prevé un crecimiento importante de la población mundial (+30% hasta el 2050) que conllevará progresivamente un incremento de la demanda de alimentos, una mayor dependencia energética (y a elevados precios), potencial escasez de agua y otros recursos por su sobreexplotación, agotamiento o degradación siendo por tanto esencial el desarrollo de la bioeconomía en el ámbito europeo.

Pero, ¿qué es la bioeconomía?

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) podemos definir la bioeconomía como “la producción, utilización y conservación de los recursos biológicos, incluidos los conocimientos relacionados, la ciencia, la tecnología y la innovación, para proporcionarle información, productos, procesos y servicios a todos los sectores económicos, con el objetivo de avanzar hacia una economía sostenible”.

Es un concepto fundamental para precisar, por tanto, las prioridades de un desarrollo sostenible y surge como respuesta a los diferentes desafíos a los que la sociedad actual deberá hacer frente en los años venideros. Para alcanzar dichos objetivos, será necesaria la ciencia, la investigación y la innovación , imprescindibles todas en el uso eficiente de los recursos.

La bioeconomía en la Unión Europea

El año 2012 fue el año en el que la Comisión Europea aprobó la Estrategia Europea de Bioeconomía con la finalidad de orientar la economía europea hacia un uso mayor y más sostenible de los recursos renovables. Por todos es conocido el compromiso de la UE con la aplicación de la Agenda 2030 y sus objetivos, aprobada en 2015 por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En el año 2018 la Comisión Europea presentó una actualización de la Estrategia Europea de Bioeconomía, la cual pretende acelerar el despliegue de una bioeconomía europea sostenible para maximizar su contribución a la Agenda 2030 y a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Esto también responde a nuevas prioridades políticas europeas tales como Estrategia de Política Industrial renovada, el Plan de Acción de la Economía Circular y la Comunicación para Acelerar la Innovación de Energía Limpia, los cuales resaltan la importancia de una bioeconomía circular y sostenible para lograr sus objetivos.

¿Por qué necesitamos una bioeconomía sostenible y circular?

Es necesaria puesto que tiene un gran potencial para:

  • Generación de puestos de trabajo
  • Mitigación climática y neutralidad de carbono
  • Restauración de los ecosistemas y de la biodiversidad
  • Renovación y modernización del tejido industrial

Partiendo del término más básico, la economía circular se puede definir como una “economía basada en el mantenimiento del valor añadido de los productos el mayor tiempo posible de forma que se mantengan los recursos en la cadena productiva incluso cuando un producto ha llegado al final de su vida”.

Es, por tanto, un concepto ligado a la sostenibilidad ya que busca optimizar el valor de los productos, materiales y recursos, reduciendo así la generación de residuos, es decir, “cerrar el ciclo de vida”.

Bioeconomía: Importancia en agricultura

La agricultura, desde el punto de vista bioeconómico, promueve una producción competitiva y sostenible, uso de nuevos conocimientos y tecnologías de la mano de políticas que garanticen una oferta acorde a la demanda de productos en el mercado.

Los sistemas agroalimentarios abarcan un gran espacio dentro de la bioeconomía. A estos sistemas, que incluyen la agricultura sostenible , pesca sostenible, silvicultura y acuicultura, así como la fabricación de alimentos y piensos, se añaden los bioproductos y la bioenergía, este último un componente vital para la combinación energética 2030. Es por esta razón que se requiere un gran desarrollo de la biotecnología para alcanzar una mayor eficiencia en los sistemas de producción, un buen aprovechamiento de la biomasa, aumento de su rendimiento y calidad; y alcanzar la reducción de las plagas .

Un gran número de proyectos innovadores recogen el apoyo del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), para el fomento de la sostenibilidad a largo plazo del sector. Entre estos se incluyen proyectos para reutilizar los residuos, fomentan un uso más eficiente de los recursos y utilizan procesos de producción innovadores para obtener ‘más con menos’.

En resumen, la bioeconomía busca proporcionar soluciones a los principales retos a los que se enfrenta la agricultura en la actualidad, avanzando hacia un nuevo modelo productivo basado en la innovación, en la aplicación intensiva de conocimiento y tecnología a los procesos productivos y en la optimización del empleo de materias primas y fuentes de energía, priorizando el uso responsable de aquellas de carácter renovable.

En España en particular, la estrategia nacional pivota sobre el sector público, encargado de impulsar, dinamizar y coordinar la estrategia, los sectores productivos y tecnológicos, actores clave en la movilización de la actividad económica y el sistema de I+D+i, encargado de generar conocimiento y desarrollo tecnológico en el ámbito de la bioeconomía.

Así, la estrategia española se desarrolla sobre el triángulo ciencia-economía-sociedad.

Regístrate en Mis Servicios

Conoce como BASF promueve la gestión responsable y ética de sus productos a lo largo de todo su ciclo de vida

Conoce más de Agrigenio Vite

Mediante sensores en el campo y diversas fuentes, Agrigenio recopila datos complejos del viñedo de manera continua y los trata, proporcionando alertas en tiempo real y un claro asesoramiento.

AgSolutions Finder

Utiliza la herramienta de BASF AgSolutions Finder para obtener una recomendación de producto específica para tu cultivo.

Arriba