BASF Agricultural Solutions España
Agricultura

Enfermedades y plagas presentes en el cultivo de la colza

Autor: Víctor Martinez Jorge

La producción y siembra de hectáreas de colza (Brassica napus) tiene en Canadá, China, India y Francia sus principales valedores.

En España, año tras año, se registra un incremento importante de la superficie cultivada de esta oleaginosa. Y es que, son muchos los beneficios de este cultivo. Algunos de los más importantes son:

  • Mejora la estructura y composición de los suelos
  • Los ciclos de laboreo no se solapan con las tareas que conlleva el cereal
  • Evita el monocultivo y cumplir con los requisitos de rotación que ordena la Unión Europea
  • Rompe con tendencias de plantas adventicias, plagas y enfermedades

Para poder sacar el máximo partido y producción a este cultivo debemos estar muy atentos a los inconvenientes y amenazadas que provocan las enfermedades y plagas.

Principales enfermedades en el cultivo de la colza

Conocida como coloquialmente como Pie negro de la colza , es la enfermedad más peligrosa y dañina que ataca a esta crucífera. Puede suponer perdidas de producción de hasta un 30-40%.

La infección se da desde las primeras fases de cultivo, instalándose el hongo Leptosphaeria maculans en la superficie de los cotiledones o primeras hojas de la colza. La afección tiene como características manchas circulares de color grisáceo con picnidios negros en el interior del cerco. Si la plaga se propaga con severidad puede desembocar en daños internos producidos en el tallo de la colza generando necrosis y el posterior vuelco del tallo de la planta que también daña a las colzas colindantes originando encamado.

La Esclerotinia es la enfermedad provocada por el hongo Sclerotinia sclerotiorum. Los ataques más severos se dan durante la primavera, al inicio de la floración de la colza. Para reconocer este mal debemos fijarnos en la presencia de un moho con tonalidad blanquecina en las partes basales del tallo de la colza o en sus hojas inferiores. Si los ataques son intensos y graves pueden derivar en la rotura del tejido vegetativo de las hojas, podredumbre y debilitamiento del tallo desembocando en un secado prematuro de las plantas y, por lo tanto, afectando al cuajado de las vainas.

La afección de la Hernia de la col es provocada por el hongo Plasmodiophora brassicae difundido a través del suelo. Este patógeno infecta el sistema radicular de la colza incluso desde su implantación. Los síntomas más visuales en el terreno se dan cuando empieza a decaer la densidad de colza en la parcela y algunas plantas se secan durante el invierno y se perciben rodales del terreno desiertos. Si analizamos las raíces de estos vegetales infectados podemos observarlas hinchadas o con protuberancias.

Es una enfermedad generada por el hongo Verticillium longisporum. Nos percatamos de su incidencia durante los últimos meses del cultivo. Desde abril hasta el momento de la cosecha es cuando se puede apreciar. Las señales son manchas amarillas que tornan hacia un color marrón con un halo amarillo. Estas salpicaduras pueden aparecer tanto en el tallo como en las hojas, generando podredumbre de los tejidos, maduración prematura de la planta y perdida de rendimientos.

Otra infestación que puede tener este cultivo es Alternaria provocada por el hongo Alternaria brassicae . Comúnmente se conoce como mancha negra de la hoja por su tonalidad oscura, aterciopelada y circular tanto en las hojas, tallos y silicuas. Las agresiones más severas se dan durante la floración y formación de las silicuas. Hay perdidas de rendimientos debido a la apertura o dehiscencia de las silicuas desprendiéndose los granos que contienen en su interior.

La última enfermedad que se expone es Cylindrosporium provocada por el hongo Cylindrosporium concentricum. Su principal característica es la aparición de motas blancas de pequeño diámetro, a partir del invierno, sobre la masa foliar de las hojas. Desde estas se pueden infectar otras partes de la planta como tallos, flores o silicuas provocando deficiencias en el llenado de las vainas y senescencias prematuras.

Todas estas enfermedades se pueden erradicar con diversos métodos como son: elección de variedades de colza genéticamente resistentes a dichas afecciones, rotación de cultivos, enterrar restos vegetales enfermos, labrar terrenos que contengan males endémicos, utilización de fungicidas.

Aquí es donde toma partido el fungicida creado por BASF denominado Caramba® EC (metconazol 9%) y que tiene innumerables beneficios sobre el cultivo de la colza, entre otros, control preventivo de la Phoma aplicando el producto en otoño. Si por el contrario suministramos el producto durante la primavera, controlaremos cylindrosporiosis, oídio , esclerotinia, phoma, podredumbres del tallo, tizón . Además de todo el control y beneficios que nos reporta la aplicación de este fungicida hay que destacar el control fisiológico que reporta sobre la planta, incrementando el desarrollo radicular y ramificaciones, evitando dehiscencias de las silicuas, mayor resistencia frente a las heladas invernales, aumentando la homogeneidad de la floración.

Principales plagas en el cultivo de la colza

Los adultos tienen un color negro azulado. Provocan daños royendo la superficie foliar de los cotiledones o primeras hojas verdaderas de la colza. Por eso es fundamental la vigilancia de los primeros estadios del cultivo para que este insecto no provoque daños serios y la planta no pierda vigor o incluso desaparezca.

Limacos o también denominados caracoles o babosas son moluscos que atacan gravemente a la colza en sus primeros estadios. Pueden generar daños irreparables, sobre todo aparecen en suelos fuertes y con condiciones ambientales de humedad, alimentándose rápidamente cultivo.

Meliguetes poseen una pigmentación negra. Su aparición se da en el momento de desarrollo y expansión del botón floral. Se nutren del polen existente en las yemas y flores. Los síntomas que se perciben son agujeros en las yemas produciendo pérdidas de germinación de silicuas. Los daños avanzan desde las plantas que se instalan en el perímetro de las parcelas hacia las del interior.

Pulgón insecto de color grisáceo que daña la colza durante las primeras floraciones. Se encuentran generalmente formando colonias, y al igual que los meliguetes, las primeras apariciones se dan en los cabeceros de los cultivos.

Los insectos adultos de color negro con una trompa curvada hacen la puesta a la salida del invierno sobre la roseta. A continuación, las larvas de aspecto amarillento atacan directamente al tallo de la colza provocando galerías en el interior de este lo que desemboca en encamados, malformaciones, necrosis y generando una vía de entrada para las enfermedades fúngicas.

Estos insectos picudos hacen la puesta sobre los frutos. Posteriormente, de los huevos eclosionados aparecen las larvas que se alimentan de las semillas que hay dentro de las silicuas.

Existe un vínculo entre el gorgojo de las silicuas y la plaga del mosquito de la colza Dasineura brassicae. Este díptero daña las plantaciones de la colza cuando está en estado larvario. La hembra adulta aprovecha los daños provocados por las larvas del gorgojo de las silicuas para inocular sus huevos dentro de las silicuas.

Una vez eclosionados estos huevos, las larvas del mosquito de la colza devoran las semillas, produciendo un ataque todavía más dañino que el que puedan provocar las larvas del gorgojo de las silicuas. Podemos apreciar los síntomas si se empiezan a ver silicuas con un color amarillo pálido. Si se dan precipitaciones en forma de granizo con el consecuente daño y agujereado de las silicuas, la hembra de Dasineura brassicae pueden aprovechar también estos orificios para inocular los huevos.

Para poder controlar la gran mayoría de estas plagas, BASF cuenta con Opponent® (Lambda Cihalotrin 10%). Este insecticida piretroide tiene gran persistencia en el tiempo, actúa por contacto e ingestión. Está destinado para el control de huevos, larvas y adultos tanto de orugas, pulgones, gorgojos, meliguetes y mosquitos.

Caramba® EC

Caramba® EC

Fungicida para la prevención de las principales enfermedades de los cereales, colza y leguminosas

Opponent®

Opponent®

Insecticida piretroide de ultima generación con un amplio espectro de acción y una amplia etiqueta de cultivos

Autor: Víctor Martínez Jorge

Autor: Víctor Martínez Jorge

Técnico Comercial de Abonos, Semillas y Fitosanitarios (Grupo Sagredo)

Arriba