BASF Agricultural Solutions España
Agricultura

Plagas y enfermedades en cultivos hortícolas

Autora: Caterina Pak

Son muchas las plagas y enfermedades que afectan a los cultivos hortícolas protegidos en el sureste español , teniendo en cuenta la buena climatología para su desarrollo y el modo intensivo de producción de la zona.
Los principales agentes causantes de los daños parasitarios en el sureste de España son los siguientes:

Virus hortícolas

Los virus son una amenaza muy importante y cada año provocan grandes pérdidas en los cultivos. Los virus hortícolas se clasifican por el modo de transmisión, por contacto mecánico o transmitidos por algún vector (por ejemplo, a través de los insectos como trips y mosca blanca ). Las principales amenazas de la virosis en cultivo protegido son TSWV (Spotted), CMV (virus del mosaico de pepino), CGMMV (virus del moteado verde de pepino, ToLCNDV (virus de Nueva Delhi), PeVYV (virus de venas amarillas) y ToBRFV (virus de rugoso de tomate). Este último, apareció en España en 2019 y gracias a las estrictas medidas de control, se consiguió parar su propagación. Su huésped es el tomate, pero también puede afectar al cultivo de pimiento y berenjena.

Para prevenir la aparición de los virus es importante elegir las varietales con las resistencias, adquirir las semillas certificadas en los semilleros autorizados y cumplir los protocolos de prevención con las medidas culturales.

Hongos

Este grupo de organismos microscópicos suelen aparecer en las plantas debilitadas y/o en las condiciones favorables para su desarrollo. Los daños que producen en las plantas son distintos, por ejemplo, los hongos como Pythium, Phytopthora, Botrytis o Scletorotinia provocan las podredumbres en las raíces y en el cuello de las plantas.

Otros hongos provocan enfermedades de parte aérea de la planta, como por ejemplo como Leveillula taurica que ocasiona oidiopsis (oídio) o Pseudoperonospora cubensi, el agente causal del Mildiu .

Bacterias

Estos microorganismos son parásitos obligados y proliferan en todo tipo de materia orgánica. Para que lleguen a afectar al cultivo, necesitan tener una vía de entrada (una herida, provocada por la poda, daño mecánico o por un insecto), ya que por ellos mismos no pueden penetrar la epidermis de cultivo. Entre distintas bacterias podemos destacar a Clavibacter en tomate o Pseudomonas en calabacín.

Los fitopatógenos de origen animal

Son muchos organismos animales que afectan a los cultivos, convirtiéndose en plagas. Distintas familias de insectos, ácaros, nematodos, miriápodos son una amenaza intermitente durante toda la campaña. Veamos las plagas más importantes:

  • Mosca blanca. El principal problema que causan estoas hemípteros son daños indirectos, ya que son transmisores de cientos de virus hortícolas. Por otra parte, provocan daños foliares que causan debilitamiento de la planta y aparición de hongo llamado Negrilla.
  • Trips. Estos pequeños insectos también son vectores de distintos virus, pero también y ocasionan daños importantes directos en la planta como deformación de los frutos y debilitamiento de la planta por daños foliares.
  • Pulgón. A parte que estos áfidos causan importantes daños en la planta de forma directa, también pueden transmitir los virus hortícolas y ocasionar la aparición de la fumagina (negrilla) por la melaza que secretan.
  • Araña roja. Estos ácaros se distinguen por su gran rapidez en reproducción y la capacidad de causar daños serios en cultivos.
  • Minadores. Las larvas de algunos dípteros y lepidópteros son una plaga muy habitual en cultivos hortícolas. Provocan daños en los frutos y en las hojas, disminuyendo el rendimiento y causando la entrada de hongos y bacterias. Entre todos los minadores existentes, se destaca Tuta absoluta o polilla de tomate, una plaga muy importante en cultivo de tomate y difícil de controlar.

La mejor estrategia para combatir las plagas es prevenirlas. El aumento de biodiversidad dentro y fuera de la finca ayuda a que los depredadores y parasitoides de los insectos plaga se encarguen de mantener un equilibrio natural. Por otro lado, es importante tener una buena estructura del invernadero, bien sellada con las mallas para impedir la entrada de las plagas y realizar las tareas de monitoreo con las placas cromotrópicas y trampas con feromonas. Una vez que tenemos el problema presente, se puede aplicar un programa con el control biológico y/o insecticidas y acaricidas disponibles en el mercado.

Autora: Caterina Pak

Autora: Caterina Pak

Técnico agrícola y comunicadora de Agrocomunidad en Instagram

Dagonis®

Dagonis®

El fungicida con eficacia excepcional y duradera para el control de enfermedades como oídio, alternaria, Mycosphaerella, etc.

Serifel®

Serifel®

Fungicida biológico de amplio espectropara una protección equilibrada

Arriba